martes, 19 de marzo de 2013

JINETE AL ALBA



Cantaban los trovadores
que cada mañana al alba
un jinete recorría
los caminos de su patria.

Al cuello llevaba un pañuelo
fue un regalo de una dama
y cada día la sentía...
la llevaba muy dentro del alma.


  
Está cercana el alba, tienen que partir, el aire es frío y húmedo pero jinete y caballo están acostumbrados a la intemperie y a la vida en soledad que se han impuesto.

Sólo una mirada a lo que dejan, es un trozo de tierra más, un campamento arropados por la luna. Se ve en el horizonte una cadena de montañas y el jinete se acerca a su protección para seguir camino sin hacer camino, para seguir la vida viviendo con  un pensamiento, con un sentimiento en su alma, con una mujer que apareció en su vida y un día se fue para no volver.

Y él se marchó, dejó todo y se marchó a las soledades de los caminos, a soñar mirando a las nubes a vivir como una parte más de esa naturaleza, como ese árbol que en primavera despierta, y él se marchó a cantarle a la luna y las estrellas, a cantarle al mirlo, al ruiseñor y la alondra, a cantarle a los ríos que bajando de las montañas le daban aguas cristalinas que amaba, amaba a la inmensidad del mundo,  amaba a ella.

...

Y amando se hicieron viejos los caminos, y cuentan los trovadores que un día se fueron jinete y caballo, se fueron para no volver.

Y en ese cielo estrellado que a él tanto le cuidó, nacieron dos luceros, unidos en la inmensidad.


Saudades- 2013

49 comentarios:

  1. Oh, que lastima, parecía tan único y hermoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces los finales no son como deseamos.

      Eliminar
  2. Me fascina la idea del viajero solitario, que vaga sin rumbo levantando el polvo del camino... Magnífico, Sau, llevas unos días realmente inspirado. Ya me dirás qué desayunas ;) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mere nada más levantarme tiro por el balcón todos los infortunios y desayuno un tazón de ilusión muy azucarado, mientras, miro al alba que poco a poco nos deja ver los cielos como una invitación.

      Besos desde mi nube

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Mi querida amazona María, se agradecen los detalles que tienes con este caballero de la triste figura, en cuanto desmonte escucharé esa música que le viene como anillo al dedo a este truhán.

      Un puñao de besos,

      Eliminar
    2. María me ha encantado Braveheart-Who Wants to Live Forever, tan bonito y tan triste a la vez.

      Una ristra de besos,

      Eliminar
  4. Un bonito viaje el que emprende el jinete en su caballo,una pena esa nostalgia que siente su alma,por ese amor...
    Bellos luceros serían,sin ninguna duda.

    Me encantó Sau,flota el romanticismo en el aire.

    Te dejo besos,abrazos y biquiños en la nube ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paraiso el caballero ha engordado una jartá con todos los regalos que le haces, su melancolía se atenúa al recibir esos presentes y ya camina con más luz.

      Un biquiño (la jodía crisis)

      Eliminar
  5. Triste, muy triste para comenzar mi día... :(

    Un abrazo!!!!

    Taun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Taun voy volando en mi nube supersónica para sacarte una sonrisa enorme y para decirte que los cuentos cuentos son.

      Un abrazo y mi mejor sonrisa

      Eliminar
  6. Realmente hermoso!! Ese jinete solitario en medio de la nada buscando a la mujer que tanto amaba… ¡¡¡Y esos luceros que nacieron en el cielo, ya es para soñar y no despertar!!! Me encantó…triste, pero precioso.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Campoazul ese jinete perseguidor de utopías no supo abandonar los caminos, y en ellos se quedó.

      Besos,

      Eliminar
  7. Sí que se hace difícil andar los caminos sin la persona amada al lado..

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diazul al menos hacía camino con su recuerdo en el alma.

      Besos de caminante

      Eliminar
  8. Me gustan los caballeros que van jineteando por el mundo, escapando de amores, buscando otros, porque tienen el alma nómade y no porque una mujer los dejó. Quiero pensar que no sólo por eso, sino porque el camino es su vida.
    Bello post, Saudade.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella es posible que el camino fuera su vida, a veces no sabemos vivir de otra forma y esa es la que eligió.

      Besos desde la grupa

      Eliminar
  9. Me ha gustado mucho.
    Creo verlos por la noche,cuando miro al cielo...como lucen¡
    ( eso si¡ no deja de llover y esta noche no los veré)
    Bss y buenas tardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar en los madriles también llueve pero ya los veras trotando por los cielos.

      Besos,

      Eliminar
  10. Un romántico cuento que terminó en lo más alto del cielo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Jerónimo lo has descrito muy bien.

      Un saludo,

      Eliminar
  11. hermosa historia,
    las cruzadas y sus soledades serían
    mas llevaderas junto al ansia del reenceuntro
    junto al recuerdo de la amada,....el amor
    mueve molinos de viento .

    muak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra posiblemente el reencuentro se produzca en algún lugar, allí en el firmamento.

      Besos,

      Eliminar
  12. Me hiciste mirar al pasado. Juglares y tristes caballeros andantes ( aunque deberían ser cabalgantes, jiji)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse se nota que me gustan estas historias que cuentan los juglares, o que deberían contar esta inventada.

      Besos,

      Eliminar
  13. Adoro tudo por aqui e
    leio e releio
    com a mesma satisfação.
    Bjins
    Catiaho Reflexo d'Alma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradeço muito suas palavras continuará tentando dizer coisas com significado.

      Atenciosamente

      Eliminar
  14. El amor pudo (y puede) más.
    Bonita historia.
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David por tus palabras.

      Saludos,

      Eliminar
  15. Si es tan cantarín, que vaya a Eurovisión, igual se liga a una azafata y se siente menos solo.

    Besos con paraguas y pentagrama!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !RELECHES!!!

      Le ha dado un aire a mi amiga Ion-laos.

      Besosarrejuntaosamedianoche

      Eliminar
  16. Imposible huir de nostros mismos. Nuestros sentimientos, recuerdos, deseos...nos acompañan. Desprenderse de esa mochila es imposible.
    Triste del que no lleve ese equipaje pues qué poco ha vivido y sentido.
    Me gustan las maletas pesadas ¡¡Llevan tanto nuestro dentro!!!
    Besote, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jinete vagaba por los caminos con una imagen y un pañuelo, recuerdo de todo lo que había vivido, y siguió al trote por los cielos donde encontró su destino.

      Un besito desde mi caballo

      Eliminar
  17. Cuando se cabalga entre las altas montañas, besando el Cedro Milenario, o por los llanos en ese silencio tan particular, entonces es cuando la soledad se te hace tan inmensa, que se toca el cielo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa soledad la más querida porque todo a tu alrededor te habla de ella, incluso los pájaros que vuelan, por eso el jinete voló a otros mundos, lugar donde le esperaba ella.

      Besos de un caballero.

      Eliminar
  18. Quedó la imagen perdida del jinete y su caballo, quedaron como sueños inconclusos en su camino, quedó la nostalgia...
    Se me antoja dejarte un enlace de un tema musical, abrazos miles!

    http://www.youtube.com/watch?v=xfohld6sD_g

    PD: Espero te guste, me vino a la mente este tema mientras te leía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina el jinete escuchará donde quiera que esté esa melodía y seguramente con ella volará por los caminos del reencuentro con ella.

      Un cálido abrazo,

      Eliminar
  19. Una hermosa historia contada como un trovador bajó de su estrella a una nube y de su nube de vez en cuando baja a la tierra, para deleitarnos con sus bellas composiciones.

    Muchos cariños y agradezco esa mano que tanto reconforta mis sentidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosana siempre me tendrás desde mi nube o desde mi tierra para darte calor, cariño y esta mano siempre dispuesta a ayudar, a enseñar nuevos caminos, a enseñar que soñar es vivir otra vida.

      Abrazos desde mi nube

      Eliminar
  20. Conjugando ese maravilloso verbo,todo camino es llevadero,todo paso es un trote más hacia los intangibles y sinembargointensos brazos del amor.
    Muy inspirado y bonito,sí señor.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel si es que de vez en cuando suena la flauta, por casualidad.

      Un beso,

      Eliminar
  21. Bello canto a un Amor Perdido. Me ha gustado mucho leerlo.
    Saludos, manolo
    marinosinbarco.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manolo, demasiadas cosas perdemos en este camino que es la vida.

      Un afectuoso saludo,

      Eliminar
  22. Siempre me ha gustado la utopía de lo eterno, y me gusta esa imagen de los dos luceros; son un recuerdo permanente que lo que fue, será para siempre.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana hay cosas imperecederas y el amor es una de ellas, son luceros que brillan en nuestro firmamento.

      Abrazos que vuelan

      Eliminar
  23. Preciosa siembra la que este jinete del alba dejó en el cielo para satifacción y deleite de todos los enamorados/as, casi tan bella como la de estos sueños que nos vas dejando en tu blog.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos nuevos luceros Narci para que en las noches estrelladas podamos verlos.

      Besos,

      Eliminar
  24. El jinete solitario y su caballo... creo que es una buena opción montar en tu caballo y largarte al bosque, a la montaña, a los campos y no mirar hacia atrás.Jinete y caballo, un todo, quizá no se necesite nada más...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ginebra se por tu blog que amas los caballos, yo en menor medida también porque son fieles compañeros que te llevan a las soledades y la inmensidad de la naturaleza, y allí no te sientes solo aunque busques soledades, te rodea todo un universo.

      Afectuosos saludos,

      Eliminar