martes, 5 de noviembre de 2013

"GRANADA" LA NOVIA DESEADA




Granada, para los reyes cristianos, era la novia deseada pero jamás poseída; muchas veces llegaron a un tiro de herradura de sus puertas, pero el afán de conquistarla se ahogaba en las disputas internas. Antes que Isabel entrase en la ciudad lo podía haber hecho su padre el Rey Juan II.

 

El primer día de Julio de 1431, las tropas de Juan II, cansadas de destrucción y pillaje por la vega granadina -como lo habían estado poco antes las de don Álvaro de Luna, que tras arrambar con un buen botín volvieron a territorio castellano-, se enfrentaron a las tropas musulmanas, las cuales habían abandonado su alcazaba para presentar batalla al infiel. En la batalla de La Higueruela, el desorganizado ejército del inestable Muhammad VIII fue duramente castigado. El rey, sin embargo, no quiso entrar en la ciudad, antes bien ayudó -gracias a la intersección del misterioso Pedro de Venegas- a que el débil príncipe sobrino de Muhammad VII y Yùsuf II, ocupase el trono de Granada. Yùsuf IV murió de muerte natural a los seis meses de subir al trono y de prestar juramento de vasallaje a Juan II.

 

El romancero hizo verso de la batalla de la Higueruela, verso en el que aquel que debía suceder a Muhammad VIII, era el moro Abenámar, hijo de un musulmán y de una cristiana cautiva:

 

Abenámar, Abenámar,

moro de la morería [....]

¿Qué castillos son aquellos?

!Altos son y relucían!

-El Alhambra era, señor,

y la otra la Mezquita;

los otros los Alixares,

labrados a maravilla.

El moro que los labraba

cien doblas ganaba al día

y el día que no los labra

otras tantas se perdía;

desque los tuvo labrados

el rey le quitó la vida

porque no labre otros tales

al rey del Andalucía.

El otro es Torres Bermejas,

castillo de gran valía;

el otro Generalife

huerta que par no tenía.

 

Hablara allí el rey don Juan, bien oiréis lo que decía:

 

-Si tú quisieras Granada,

contigo me casaría;

daréte en arras y dote

a Córdoba y a Sevilla.

-Casada soy, rey don Juan,

casada soy, que no viuda;

el moro que a mí me tiene

muy grande bien me quería. [....]

 

Granada, la amante deseada, continuó casada con el moro durante un tiempo, hasta que la hija de aquél pretendiente que pregunta por los castillos altos y relucientes de la Alhambra la conquistó. Granada era una ciudad con poco territorio, poseía treinta mil vecinos, ocho mil caballos y más de veinticinco mil ballesteros, y en sólo tres días podía juntar en los lugares de La Alpujarra, sierra, valle y vega de Granada cincuenta mil hombres de pelea.

 

Esta es la pequeña "pincelada" del último reino moro de España.

 

  

PD.- Y yo aquí persiguiendo a una castellana que cada atardecer se pasea por las almenas del castillo, ¡RELECHES!!!
 

32 comentarios:

  1. bellisimo, Granada con cada detalles nos roba un pedacito del corazón, como tus letras e imagenes...

    besitos y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Granada es una postal que nos invita a vivirla intensamente, es un refugio para el alma.

      Besos,

      Eliminar
  2. Qué sería de las leyendas sin su juglar y sin el verso que la canta...
    Intuyo que ya estás mejor, si persigues a tu bella castellana ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mere persigo a la dueña del castillo pero cuando me acerco a ella se esfuma, vuela... será un sueño?

      El perseguidor ya se encuentra mucho mejor.

      Besos,

      Eliminar
  3. Preciosa ciudad y precioso tu post., Y es que es una de mis asignaturas pendientes, conocer Granada, a ver si aparece un moro y me secuestra,

    Perdona el sarcasmo, hoy estoy rarita de narices

    Besos a mares,

    ResponderEliminar
  4. Coté mejor que un moro te puede secuestrar el loco Sau y llevarte a la bella ciudad de Granada, placer para los sentidos.

    Besos, besos y más besos

    ResponderEliminar
  5. Pasear por Granada: Paseo de los Tristes, Mirador de San Nicolás, El Albaicín, Darro, Alhambra...Es un gustazo. Como no llorar su pérdida.
    Te preguntan sobre la salud, me he perdido, pero espero que todo vaya fenomenal.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es un gustazo Granada, si.

      Naaaa lo de el loco Sau solo ha sido un buen tajo que me ha pegado el mata-locos y me ha dicho que con la operación no se arregla mis males, pero quedo más mono con una costura más, cicatrices de guerra que dicen.

      Besos,

      Eliminar
  6. Que bonita es Granada. Hace muchos años que estuve, pero no creo que sea la última vez que la vea.
    Y ese poema, ¡Ay ese poema!
    Mi madre me lo recitó alguna vez, pero ella le ponía música a lo andaluz, como ella decía, con ese vibrar tan dulce del flamenco...
    En fin, que me ha gustado mucho esta entrada por motivos varios, uno de ellos, ver que ya vas poniéndote al día, si no, díme tú cómo puedes ya ir persiguiendo,ja,ja,ja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marinel esa ciudad de Granada no tiene precio, en ella vives tantos siglos que pasaron por ella y tanta belleza como la dejaron para que nosotros la disfrutemos.

      Persigo si Marinel pero solo quimeras, aún no estoy en forma para realidades, todo llegará.

      Besos,

      Eliminar
  7. ¿Sabes que he vivido 5 bonitos años allí y que mis dos hijos mayores son Granadinos?? Amo a esa ciudada. Si alguien me preguntara si mañana quiero volver a vivir alli... Uff, mejor no pensarlo.
    ¿Has leído los cuentos de la Alhambra de Washington Irving?
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse si los he leído y nadie mejor que tú para saber del duende que se encierran en sus calles y plazas, y la Sierra Nevada cuidándola desde la atalaya.

      Un abrazo,

      Eliminar
  8. Hola Ricardo, no he estado en Granada y es una de las ciudades que tengo pendiente de visitar ya que una de mis hermanas estuvo hace años y vino encantada, lo poco que la conozco es por reportajes en la tele y lo que me han contado y es por eso que no me la debo perder.
    Me ha encantado todo lo que nos cuentas con los versos incluidos:)
    Como vas querido amigo?, vas bien?, si es así me alegro mucho, cuidate y sigue persiguiendo a la castellana de tu castillo:)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja Granada es una asignatura pendiente para quien no la conoce, es de esos lugares entrañables que no nos podemos perder.

      Como yo que sigo persiguiendo a la castellana del castillo pero no la alcanzo, !RELECHES!!!

      Me encuentro mucho mejor,

      Besos,

      Eliminar
  9. He estado varias veces allí y es mágica, te envuelve, te atrapa, es de esos lugares que si puedes, tienes que repetir.

    La castellana que te haga buenos pucheros, y verás cómo corre ella detrás de tí, qué leches!

    La actitud es fundamental en una buena recuperación, en ná y menos, estás echando carreras con Stradivarius.

    Besotes hechizados!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaaahhh del castillo!!!!

      Y que no me abre la jodía, y puesto que la puerta me cierra le enseño las canillas y tampoco, !RELECHES!!!

      Ion la verdad es que no es mi día, voy a llamar a Stradivarius para irnos de juerga flamenca a Granada, ya está.

      Besos y relinchos,

      Eliminar
  10. Hola, Sau.

    Fíjate que yo pensaba que el poema era: "Abderramán, Abderramán..."
    Sobre Granada te diré que es una ciudad que me encanta, a pesar de que en las dos ocasiones que fui no me salieron las cosas como pensaba.
    La primera iba con mis padres y unos amigos de ellos con sus hijas y nos asaltaron unas señoras de esas que leen la buenaventura...
    La segunda, me fui a la aventura una Semana Santa sin reserva y no encontramos sitio para alojarnos por lo que tuvimos que irnos a más de 60 km a Lanjarón.
    Aún así, me gusta mucho el entorno, su historia, su arquitectura, sus gentes: I Love Granada.

    Besos, bonito.

    Pd: ¿Ya bien del todo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta Towanda, seguro que te tomaron por una turista despistada y te la dieron, menudas son las de la buenaventura, más listas que el hambre.

      Pero como me gusta Granada y las granainas, demasiado para mis canillas y el otro, el inquieto.

      Estoy a punto de estar al 100 x 100 pero me falta que me invites a un cocidito madrileño para estar pletórico y es que llevo una vida muy achuchá, siempre de acá para allá.

      Besos a dos ángeles

      Eliminar
    2. Si con mi cocido mejoras eso está hecho, rebonito.
      Qué grande eres!!!

      Eliminar
  11. Realmente una postal bellísima la imágen y como lo cuentas. Debe ser una ciudad encantadora. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanna realmente es una ciudad inolvidable.

      Muchos besos,

      Eliminar
  12. Ay qué bonito Sau!! Mucho me temo que yo también me he enamorado de Granada… ya me tenía un poco loquita pero ahora me he rendido, con poema y tu mano… imposible resistirse.
    Granada es grande en todos los aspectos, no me cansaría de pasearla y admirarla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ofrece locatis Sau para cogiditos de la mano pasear por esos lugares con tanto encanto que tiene Granada para que mirando mis ojirris veas reflejada sus calles, sus rincones, ainsssssssss que vida más achuchá.

      Besos,

      Eliminar
  13. A tu preciosidad, mi querido SAU mejor solo le pongo MÚSICA:))

    ... Así esta mañana cuando salgas a pasear por el Retiro vas sonriendo y no piensas en todos los chupatintas que sufrimos en este país... Grrrrrr... esta mañana soy yo quien tengo ganas de morderle a alguno de ellos... ¡¡lástima no ser vampiro!! pero... de las malísimas, malísimas;))



    Muuuuuchos muuchos besos y tú... sigue poniéndote bien... volar en nube requiere muucha energía, así que cuídateeeee muuucho Muaaaaaaaaakss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María con la música se ha relajado el lobo feroz que llevo dentro, mira que enfadarte con los chupatintas, ¿y si es tinta de calamar qué?

      Esta tarde me acercaré al Palacio de Cristal y le daré recuerdos tuyos, lo sepas.

      Muchos besos mientras viajo en mi nube.

      He dicho,

      Eliminar
  14. Precioso relato Sau. ¡Qué tendrá Granada que sigue atrayendo con su embrujo!
    El romance que has puesto fue para mi la prueba final de un examen de Literatura en mi época de estudiante. Si hubiera sabido lo que sé hoy al respecto, pero bueno lo logré superar. Nunca lo he olvidado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Pilar me alegro de que este romance te traiga tan buenos recuerdos, como ocurre con la ciudad de Granada a la que siempre quieres volver, es una de las muchas maravillas que tenemos en esta tierra llamada España.

      Besos,

      Eliminar
  15. muy buena entrada. Tantos han escrito y cantado a Granada, me quedo con tu post
    Suerte con la castellana
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lapislázuli la castellana que pasea por las almenas del castillo se me resiste, es dura de pelar, pero el que sigue la consigue.

      Un abrazo,

      Eliminar
  16. Reflejas la realidad de una Granada magistral. Enhorabuena.
    Ten cuidado con la Castellana prefiero el anis La Asturiana.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Granada son palabras mayores Fus y entre castellana y asturiana me quedo con las dos.

      Saludos,

      Eliminar