viernes, 20 de marzo de 2015

PERSIGUIENDO A LA NOCHE

 




 
Era una pequeña hormiga, igual a millones de hormigas, solo aparentemente, nació en un cuerpo equivocado, nació aventurera siempre persiguiendo quimeras,  imposibles, una soñadora. Cuando la luna salía de su sueño diurno ella se escapaba del hormiguero en busca de esa luz rodeada de tantos misterios, encontró en su camino luciérnagas, búhos y estrellas, encontró un mundo tan distinto y distante, con sus silencios y susurros, con sus misterios, y no estaba sola.



Descubrió tu cuerpo de diosa de la noche y soñó.

 Era un hombre solitario perseguidor de caminos sin final, de noches mirando a las estrellas, un hombre sin pasado, solo días que se apagaban en un calendario, decían de él que recorrió el mundo sin saber el porqué, avanzaba como lo hacen las horas, sin pararse a mirar a ningún lado, pero te vio, la luna se reflejaba en tus ojos, la noche se miraba en tu cuerpo… el caminante detuvo sus pasos mientras aprendía el sentido de una palabra no conocida, “admiración”.

Nunca más se separó de tu mirada, de tu andar pausado descubriendo con la mirada cada rincón de un mundo regalado, dos manos unidas, dos cuerpos entonando una melodía, un palpitar al unísono que semejaba el tic-tac del universo, mientras este, el universo en pleno,  se rendía a tu belleza.

 

Amanece, la pequeña hormiga regresa, y hace lo que las demás hormigas, trabajar.
 

                 Saudades - 2015



 

42 comentarios:

  1. Me ha gustado muchísimo La hormiga soñadora, aventurera. Y aunque trabaje a sol y a sombra, quiero pensar que encontrará una nube pequeñita sobre la que volar. Si te la cruzas, avisas. Y ojo, no te embales. Que ese cielo tuyo está cada vez más concurrido y por ahora que yo sepa no han puesto semáforos.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará el momento en que tendremos que regular el paso de las gentes por los mundos de los sueños y aplaudir como se merece a una descritora con una imaginación desbordante.

      Besos.

      PD.- Acabo de llegar de unas mini vacaciones norteñas.

      Eliminar
  2. Me parece precioso el relato al igual que la foto que lo acompaña, una concatenación de personajes y de situaciones tan pictóricas que deslumbran con solo imaginar todo lo que narras.
    Muy logrado el mensaje.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te llegara el mensaje de la hormiga soñadora, o del loco Sau, a saber, cuando en tu caminar te encuentras de bruces con la belleza puede ser un punto y aparte en tu vida.

      Besos.

      Eliminar
  3. Me ha encantado la imagen de esa hormiga aventurera y soñadora. Y ese hombre solitario caminante hasta que encontró ese alguien que lo deslumbró y le produjo tanta admiración de la nunca más se separó. Me gusta el ritmo y el movimiento que has imprimido a tu texto que llegas a verlo y sentirlo, siempre buscando algo más, soñando...
    Un abrazo Sau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mundo no es para los soñadores, posiblemente y rodeados de tanto materialismo tampoco para los poetas, esos que viven en una nube alejada del mundanal ruido, esos capaces de sentarse en un acantilado y pasar horas viviendo esa otra vida de los sueños.

      Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  4. Hola, Sau.
    El trabajo y los sueños son cosas que, como en tu protagonista, pueden coexistir. Eso sí, hasta que llegue la jubiliación en la que nos dedicaremos todo el tiempo a soñar.
    Me encanta tu entrada en la que -a modo de cuento- nos introduces en otra historia mucho más compleja. ¡¡Felicidades!!

    Un besazo, tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Erase una vez una escritora, Towanda, que siempre nos dejaba con la boca abierta en el final de sus historias, y viajaba con su "otro" ángel por caminos nunca pisados, muy suyos.

      He dicho.

      Besos

      Eliminar
  5. La noche es preciosa, creo que tenía que haber nacido vampiro, pero claro siempre no se puede.
    Saudades, el escrito es precioso, ¿tu crees que un hombre no tiene pasado? cada paso que dejamos atrás es un pasado que guardar.
    Se abre el sentimiento como una flor en al principio de la pronta primavera, Nunca has dejado la poesía ya dije que vive en ti.

    Un relato precioso, bello.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soledad supongo que algunos hombres tienen vacío, sin nada reseñable en su pasado, personas que no saben que buscan pero al final, cuando menos lo esperan, lo encuentran, así ocurre en el sueño de la hormiga soñadora/trabajadora.

      Besos.

      Eliminar
  6. Hola Ricardo, existen muchas hormigas como la que describes, ojala que cuando encuentren ese amor que se supone es para quererse, las deje ser tal cual y sigan siendo como son, que ese tic tac cada vez suene mas fuerte, los pequeños si les dejan al final se hacen grandes:)

    Besos.

    PD. Espero que estés pasando unos días magníficos por allí arriba, disfrútalos mucho, por aquí hemos vuelto al puro invierto en todos los sentidos, las fallas remojas totalmente:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar he seguido a distancia las Fallas pasadas por agua, en esa tierra que tanto lo necesita pero que cuando cae lo hace a destiempo, acabo de llegar de mis días de descanso en Cantabria.

      Muchas hormigas trabajadoras tenemos pero también mucho zángano que vive a expensas del trabajo de otros, pero que no nos quiten el poder soñar, eso va con nuestro ser.

      Besos.

      Eliminar
  7. Siempre hay un camino para los sueños... Y mientras exista, tendremos esperanza.

    Un beso integral, amigo Sau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucía que sería de nosotros sin los sueños, sin esa ventana abierta al universo.

      Besos.

      Eliminar
  8. Primero, me gusta esa linda hormiga soñadora.
    A veces las cosas en la vida se nos ponen tan difícil que, hacemos lo imposible para que no desaparezcan los sueños. Me encantó tu relato querido amigo, gracias por compartir tus letras y hacernos con ellas soñar. Te dejo un fuerte abrazo.

    Lola Barea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola espero que nunca nos quiten la capacidad de soñar, sería caer en el ostracismo y en la melancolía, hay muchas hormigas trabajadoras y también alguna soñadora, estas últimas que no falten nunca.

      Un cariñoso abrazo.

      Eliminar

  9. La pequeña hormiga pudo querer demasiado, ser mariposa, águila...
    Volar alto puede llevarla a una caída más grave. Regresar a su mundo es su destino, sin que nadie le pueda robar sus sueños.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su lugar está pisando la tierra aunque luego en sueños viva en otro mundo.

      Esta tarde he vuelto de tu tierra.

      Eliminar
  10. Su apariencia creo registrarla y muy bien , y por ello me cautiva pues es hermosa, aventurera y siempre persiguiendo quimeras. Buscando un mundo diferente y ese es tu encanto !
    La vida es un frenesí en busca de nuevos sueños.. de nuevas ilusiones . Alguien supo decir : " La verdadera libertad existe en la tierra de los sueños " ..
    Tu ignoras cuanto y con cuanta delicadeza y mesura, me has enseñado a vivir la vida !!. Por ello te admiro y quiero mucho Amigo.

    Un enormeeee abrazo .. hormiguita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hormigas, tan apegadas a la tierra, saben lo que es volar por un mundo de sueños, y dicen lo que sienten y sienten lo que viven.

      Un cariñoso y cálido abrazo.

      Eliminar
  11. La noche, la luna y la soledad, buenas compañeras para soñar, y quién sabe, si se hace realidad, hay que estar abiertos a todo por si acaso.

    Besos ensoñaos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy ojo avizor por si acaso aparece una Ion en mitad de la noche y así poder esconder mis canillas peludas.

      Besosapostaotraslaventana.

      Eliminar
  12. Los sueños es lo mejor que nos pueden pasar, debemos luchar por ellos y no rendirnos nunca.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que debemos luchar y así algunos se harán realidad.

      Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  14. Por un instante me he identificado con esa hormiguita...y es que así me siento yo tantas veces!
    Laborar y laborar no lo es todo en la vida, hay que tener una parcela de sueños que regar, cuidar con esmero, alimentar, porque sin ellos, ¿qué seríamos?
    Te ha quedado precioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin los sueños nos convertiríamos en máquinas sin derecho a pensar, a soñar, a vivir esa otra vida alejada de la realidad.

      Besos.

      Eliminar
  15. *Admiración*
    Creo que es muy importante la palabra, bueno, sentir admiración por alguien, me hiciste recordar un matrimonio que se disolvió porque ella le dijo que no podía seguir, porque ya no sentía admiración por él y que le dolía demasiado que eso sucediera.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se pierde esa admiración, cuando se pierde el amor o el deseo lo mejor es romper amarras y lanzarse al mar, allí podremos encontrar nuevas islas que nos acojan.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Los sueños no se pueden perder sin ellos la vida no seria igual....

    Un calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñar es parte muy importante en nuestra vida, nos traen esperanza.

      Besos.

      Eliminar
  17. Con cálidas palabras nos conduces con tu pluma a un bello encuentro.

    Agradezco tu visita, voy encontrando mi camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encuentros no buscados pero que llenan una vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Me gustan las hormigas, por lo que simbolizan, trabajadoras, y constantes. Tienen claro su objetivo y sus metas, y se desvivien para conseguirlas...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas hormiguitas pueden hacer cosas colosales, y muchos sueños hacerse realidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Una hormiga con suerte, por formar parte de esta historia, y por la excursión, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ruben algunas hormigas se lo pasan muy bien, no todo va a ser trabajar.

      Eliminar
  20. Hola Ricardo
    Al fin hoy puedo comentarte ,bueno la ventaja es que lo he leído tres o cuatro veces y no me canso de hacerlo ( la verdad)
    Yo al menos ante la belleza me siento así como un ser diminuto, como una hormiguita,
    Cuando uno observa el universo.. su vista se pierde y uno parece que mengua ... al igual que el amor ... nos hace grandes y al contemplar a quien adoramos nos sentimos a veces tan , tan chiquitos...
    en fin .. no se si he divagado o me fui de tu texto.. suelo perderme entre las buenas letra
    Un beso y feliz domingo !!

    ResponderEliminar
  21. Pues no te has ido del texto MaRía todo lo que tocas lo mejoras, y si que somos pequeños como esa hormiga soñadora que se enfrenta a mundos muy alejados de la realidad, pero así es feliz.

    Besos.

    ResponderEliminar