martes, 17 de junio de 2014

EL BUSCADOR DE TESOROS




Amanecía en el valle, él recogió sus pocas pertenencias y las metió en la mochila, el camino le esperaba, como cada amanecer, aparentemente era un día igual a los demás pero siempre encontraba detalles nuevos, a cada paso, rincones por los que valía la pena pararse y admirar, era un buscador de tesoros de esos que alimentan un alma, tesoros tan cercanos para unos pocos y tan distantes de otros muchos, él se paraba a admirar el primer vuelo de las aves, esos veleros del cielo o a admirar a la flor que se abría con el calor del sol, él se paraba a escuchar el canto del ruiseñor o miraba las zambullidas del martín pescador, él levantaba los ojos al cielo y encontraba figuras en las nubes viajeras, él sentía todos los perfumes de la naturaleza y levantaba los brazos al cielo para sentir la lluvia resbalar por su cuerpo, él se sentaba a descansar recostado en el tronco de un viejo árbol y sentía la vida palpitar en sus raíces y sus ramas que movía el viento, andariego de caminos y pequeño descubridor de esos pequeños y grandes tesoros que nos regala la naturaleza.

Otros la arrasan, la queman.

 

Saudades - 2014
 

46 comentarios:

  1. Más buscadores de tesoros como estos nos hacen falta, ojalá su rara enfermedad fuera contagiosa.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es contagiosa Narci, son muchos los que aman y cuidan a la naturaleza pero es terrible el daño que la hacen unos pocos.

      Besos,

      Eliminar
  2. Tesoros que están al alcance de todos, pero que pocos saben apreciar. La mayor riqueza que llevara en su alma.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiados ciegos que no saben apreciar qué es la paz y la belleza que sin pedirnos nada a cambio nos regala la naturaleza.

      Besos,

      Eliminar
  3. Esos tesoros son menospreciados por muchos descerebrados que solo saben el valor de lo material. en el fondo hay que tenerles pena.
    besos verdes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil imaginarse el daño que pueden hacer, y hacen, unos pocos descerebrados que no se dan cuenta que nuestra Casa Grande es nuestro sustento y nuestro medio de vida.

      Besos,

      Eliminar
  4. Con él me gustaría viajar, y recorrer cada sendero de este nuestro maravilloso mundo, para con él poder aprender a sentir el palpitar de Gaia, la eterna y atemporal magia que rezuma de en las raíces de su manto de vida.
    Si amasemos nuestro mundo todo sería distinto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge pocas veces he sido tan feliz como cuando he estado en contacto con la naturaleza y recuerdo con especial cariño mis otoños de peregrino solitario a Santiago de Compostela o mis múltiples caminos de andariego con gran admiración a todo lo que me rodea, ya sea bosques o páramos, ríos o la costa junto al mar.

      Un abrazo,

      Eliminar
  5. Tenemos que dar las gracias por esos tesoros tan valiosos cada día y sin embargo, hacemos lo contrario. No lo puedo entender.

    Me voy con él o contigo a recorrer el mundo como Perales en su barco llamado Libertad.

    Besos tesoreros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion-laos cuanto necesitamos a la naturaleza y cuanto la desprecian unos pocos.

      Con lo bien que lo paso cuando tú nos hablas con cariño de la naturaleza, !RELECHES!!!

      Besos al natural,

      Eliminar
  6. Hola, Sau.

    Pienso como Ion en que tenemos que dar las gracias cada día por lo que la vida y la naturaleza nos ofrecen.
    Hazme un huequito en tu nube y vámonos a ver el mundo desde arriba que aquí abajo ya empieza a hacer mucha caló.

    Un besazo, rebonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que temo Towanda al calor de los madriles, es superior a mis fuerzas pero siempre nos queda Navacerrada, o el Retiro donde un loco con las canillas al aire persigue quimeras, o una flor como unas cuantas que yo me sé.

      Besos que van disparaos,

      Eliminar
  7. Tan solo es necesario abrir los ojos, para disfrutarlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Marcos pero hay mucho ciego voluntario.

      Un abrazo,

      Eliminar
  8. Me encanta esta entrada, me llevas a varias reflexiones una es que no hay nada mejor que viajar por la vida ligero de equipaje, dos que jamás debemos perder la capacidad de la contemplación, son un regalo para los sentidos tres, nunca perder la capacidad de asombro hay tantas cosas que nos rodean que no vemos , pero están y son un milagro cuando las detallas tu alma vuela. eso para mi es vivir intensamente pero como nos cuesta hacer de nuestra vida ser un buscador de tesoros... que además estan tan cerca un beso preciosa entrada gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichita como he dicho en alguna ocasión pocas veces he sido tan feliz cuando mis únicas pertenencias van en la mochila en multitud de senderos ya sea el Camino de Santiago o recorriendo rincones maravillosos por los Pirineos, o los Picos de Europa o un larga lista que se haría interminable, y no nos damos cuenta que formamos parte de la naturaleza y somos el mayor depredador que existe.

      Cosas de la raza "humana"

      Besos de caminante,

      Eliminar
  9. Ojala todos cuidáramos de los tesoros de la naturaleza !! Precioso, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanna entre el rebaño humano existen muchos lobos que quieren exterminar nuestro hábitat.

      Besos,

      Eliminar
  10. Hola Ricardo, esos si que son verdaderos tesoros y no lo que tenemos o tienen otros por ellos, son tesoros que todos los tenemos al alcance de la mano pero que muy pocos saben apreciar, y esos mismos son los que se encargan día a día de sacrificar de una forma u otra esos tesoros que nos da la madre naturaleza, yo me uno a este buscador que seguro voy a disfrutar y mucho, gracias por todo querido amigo:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar son tesoros irreemplazables y cuando veo los terribles incendios que asolan la tierra veo que algo nuestro se va, algo que ha tardado cientos de años en crearse y que muchas veces la mano del hombre asola en un momento, es demasiado lo que perdemos y no nos damos cuenta que con los venenos que soltamos a los ríos y mares estamos matando a la Madre que nos da de comer y gracias a la cual vivimos.

      Besos,

      Eliminar
  11. Me identifico con este andariego de caminos que ama la naturaleza. Mi respeto y amor por ella es inmenso. Un abrazo, Sau. Y gracias por seguir comentando a pesar de esos altos que hago en el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche a pesar de tus altos en el camino no olvido a las personas que aprecio.

      Besos,

      Eliminar
  12. Un día tenemos que ir a buscar esos tesoros juntos...
    Prometo ir más vestida que la última vez.... jajaja
    ;)

    Un beso campestre ( o dos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo pienso ir con las canillas al aire y el tolón toloneando.

      Ta loco el jodío.

      Besos aldeanos

      Eliminar
  13. Con lo fácil que es ser feliz, y sólo unos pocos lo consiguen...
    Un beso camaleónico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te apuntas junto al loco caminante de las canillas al aire?

      Besos en mitad del camino

      Eliminar
  14. Sin dudas, La vida y todo lo que nos rodea es nuestro mayor tesoro! Lindo texto! Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué sería de nosotros sin la Madre naturaleza?

      No valoramos lo que nos cuida, acoge y alimenta.

      Besos,

      Eliminar
  15. Sí Saudades, como se suele decir en las cosas pequeñas está la grandeza.
    Hay personas que sin saberlo, son enormes montañas, ríos que derivan en otros, de esta forma la naturaleza se abre de tu mano.

    Es precioso Saudades.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soledad la naturaleza humana muchas veces está falta de esa otra naturaleza de nuestra Casa Grande, ese hogar que nos da vida y nos causa admiración.

      Besos,

      Eliminar
  16. He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y lo invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidor para quedar enlazados y seguirnos comunicando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias William por su presencia en mi blog, le sigo.

      Un abrazo,

      Eliminar
  17. He sentido envidia de ese protagonista libre que disfruta tanto de la naturaleza y de la vida con apenas unas pertenencias que caben en una mochila. ¿Qué nos ata? El lastre acumulado que nos impide movernos con la agilidad que debiéramos, más el esfuerzo y la dedicación que debemos emplear para mantener todo ese lastre hacen que seamos esclavos de nuestra propia condición.
    La pescadilla que se muerde la cola. Así nos va.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Nos hemos vuelto seres sedentarios atados a demasiadas cosas innecesarias con lo bueno que es viajar por la vida ligero de equipaje, con lo mínimo imprescindible.

    Un cariñoso abrazo,

    ResponderEliminar
  19. Es que tú, mi querido SAU, eres un tipo súper listo por eso te paras y disfrutas de esas pequeñas maravillas milagrosas que suceden a cada instante, sin duda que sí, pequeños tesoros escondidos por todas las esquinas para quien los que los quieran encontrar y disfrutar... pero ¿sabes qué? como somos tontos rematados a fuerza de verlas ni las vemos, ni mucho menos las valoramos y por eso la gente lloriquea por las esquinas cegatos del todo, porque por mal que vayan las cosas solo abrir los ojos y sentir el sol, solo eso ya es un tesoro... así que ... gracias buscador ( por todo :-) ... gracias por recordarnos lo obvio y disfruta mucho muchísimo de tus tesoros

    ... Mmuaaaaaaaaksss! enorme lleno de mondarinas y malacatones a sumar a tus muchos otros tesoros... la tapa de pulpo otro día que hoy hace mucho calor.. ¿te sirvo un Albariño bien fresquito?

    Bueeen domingo súper S:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero mira que le gusta a María "Torbellino" el señor Sol, con la caló que hace por los madriles cuando ese señor se empeña en recalentarme la única neurona "no averiada" que me queda y tengo que refrescarla con agüita de la fuente, vamos, vamos y venimos.

      Y si que somos cegatos ante las maravillas que nos regala la naturaleza (sobre todo cuando llueve y llueve sobre María) no somos capaces de apreciar esos tesoros que nos rodean, bueno algún loco con las canillas al aire si que las aprecia... también a los monumentos andantes.

      ¿Hacen unos berberechos al vapor con un albariño fresquito?

      Te mando con la fragoneta malacatones, mondarinas, lechugas y tomates de la huerta de la tía Tomasilla y ,muchos besos del loco que te quiere y aprecia.

      Yastá.

      Eliminar
  20. Hace unos días tu protagonista pasó por aquí. Estaba en la farmacia y un muchacho rubio, bien parecido y con una mochila a la espalda, intentaba hacerse entender pidiendo una pomada. Hablaba inglés, por lo que me ofrecí a ayudarle. Según me contó va recorriendo el mundo "Every day a different place" fueron sus palabras. Me hubiera encantado saber más de él. He pensado recurrir a mi imaginación y rellenar lagunas... ¿Qué te parece?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse posiblemente ese andariego rubio aprende mucho más en su caminar por el mundo, cada día algo diferente, que en sus años de estudio en cualquier universidad, el contacto con las gentes y sus paisajes es una gran escuela para los que observan la vida con admiración y queriendo llegar más allá.

      Ese contacto te puede dar para un buen relato.

      Un abrazo,

      Eliminar
  21. Hola Sau, disfrutar la naturaleza en libertad es un maravilloso estado
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Disfrutar de la naturaleza es un disfrute para los sentidos aunque algunos le dan la espalda.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  23. Donde menos esperamos encontramos un tesoro, quien me iba a decir que te encontraria a ti aquí.
    Siento llegar tan tarde, un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesoros nos enseña a cada paso la naturaleza aunque de vez en cuando nos produce un gran susto al ver al loco de las canillas al aire.

      Besos,

      Eliminar
  24. Esos son verdaderos tesoros que sabe captar un alma sensible
    Abrazos Saudades.

    ResponderEliminar
  25. De tanto mirarla muchos no damos importancia a esa naturaleza tan rica y que poco a poco se encoje a nuestro paso, la incendiamos y arrasamos, la envenenamos y cada vez pedimos más de ella.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  26. Esa es la verdadera importancia de las metas, no llegar, reconocer los tesoros del camino y disfrutar de ellos, sólo se puede lograr cuando tienes los sentidos abiertos a la máxima creación que día a día nos acaricia y en ocasiones no nos damos cuenta y cerramos las puertas a la destrucción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí esta la esencia, en el camino, la meta solo es FINAL.

      Un abrazo,

      Eliminar